Bauza debuta en la Selección, entre partidarios y detractores

El “Patón” dirigirá su primer partido al frente del equipo nacional. El rosarino es un DT de mucha experiencia que tendrá como primer objetivo clasificar al Mundial de Rusia 2018.

Edgardo Bauza, un entrenador que suma partidarios en igual medida que detractores, simplemente por gustos futbolísticos, intentará llevar desde hoy a Argentina al Mundial de Rusia 2018 cuando reciba a Uruguay, en Mendoza, en un partido por la séptima fecha de las Eliminatorias Sudamericanas.

El “Patón”, a los 58 años, fue el elegido por el cordobés Armando Pérez, el presidente del Comité de Regularización, para reemplazar al rosarino Gerardo Martino, quien renunció a la conducción técnica del seleccionado nacional el 5 de julio pasado.

Bauza asumió el desafío “más lindo de su carrera deportiva”, tal como él mismo lo definió, en la crisis ìnstitucional más importante del fútbol argentino.

Ahora la encrucijada para el ex técnico de Rosario Central (1998-2001); Vélez Sarsfield (2001-2002); Colón de Santa Fe (2002-2003 y 2005-2006); Sporting Cristal de Perú (2004-2005); Liga Deportiva Universitaria de Quito de Ecuador (2006-2008 y 2010-2013); Al-Nassr de Arabia Saudita (2009); San Lorenzo (2014-2015) y San Pablo de Brasil (2016) pasa por definir un estilo de juego, uno que no solo asegure buenos resultados para clasificar a Rusia 2018 sino también que enamore a propios y extraños.

Bauza para su debut frente a Uruguay apostará un nuevo esquema táctico para el seleccionado, un 4-2-3-1, que ningún entrenador utilizó en los últimos diez años.

Ni José Néstor Pekerman (2004-2006), ni Alfio Basile (2006-2008), ni Diego Maradona (2008-2010), ni Sergio Batista (2010-2011) ni Alejandro Sabella (2011-2014) ni Martino (2014-2016) jugaron con ese dibujo.

Y en su decisión, en definir un estilo de juego, el “Patón” se juega mucho en esto de los gustos futbolísticos, en esto de mantener a sus adeptos y seducir a sus detractores.

Es que para muchos Bauza es un técnico defensivo, aunque con su apuesta parece contradecir a propios y extraños.

¿Cómo mantener esa afirmación si el entrenador rosarino jugará con Lionel Messi, Paulo Dybala, Ángel Di María y Lucas Pratto?

Si se lo puede sindicar como equilibrado, ya que a la línea de cuatro defensores: Pablo Zabaleta, Nicolás Otamendi, Ramiro Funes Mori y Emmanuel Mas, le sumará a Javier Mascherano y Lucas Biglia para la contención y recuperación de la pelota.

Tal vez esa mezcla lo llevó a ganar el torneo Clausura 2004 (Sporting Cristall de Perú); la Serie A de Ecuador 2007 y 2010 (Liga de Quito); Copa Libertadores 2008 y 2014 (Liga de Quito y San Lorenzo); Recopa Sudamericana 2010 (Liga de Quito).

Ojalá eso sirva para motivar a un grupo de futbolistas que viene de perder tres finales seguidas: el Mundial Brasil 2014 y las Copas América Chile 2015 y Estados Unidos 2016.

Comentarios