Avanza proyecto para implementar el libro de quejas digital

La iniciativa fue presentada por el diputado de Protectora Mario Vadillo, quien afirmó el libro de quejas es una herramienta fundamental para el consumidor pueda manifestar sus quejas o reclamos.

La Cámara de Diputados dio media sanción al proyecto de ley que propone establecer el libro de quejas digital en plataforma de Dirección de Defensa del Consumidor. La iniciativa fue presentada por el diputado de Protectora Mario Vadillo, quien afirmó el libro de quejas es una herramienta fundamental para el consumidor pueda de forma rápida, económica  y sencilla manifestar sus quejas o reclamos directamente desde la plataforma digital de la Dirección de Defensa al Consumidor.

Además explicó que el libro de quejas digital se complementa con lo dispuesto en la ley de movilidad provincial por lo que usuarios de Uber o Cabify podrán utilizar la plataforma digital para efectuar reclamos. Lo mismo cuenta para quienes quieran denunciar irregularidades en eventos de comercio electrónico como el Cyber Monday. 

En ese sentido, Vadillo destacó que el proyecto contó con el acompañamiento de todos los partidos políticos y de la titular del Defensa del Consumidor Mónica Lucero de Nofal por lo que hay chances de que ocurra lo mismo en el senado y de que se convierta en ley antes de fin de año. Vale destacar que el libro digital no reemplaza al físico y que para comercios y empresas de servicios seguirá siendo obligatorio contar con alguna de las dos opciones. 

Según Vadillo, algunas de las ventajas que ofrecerá el libro digital es que la persona no se verá en la situación de tener que efectuar una queja o denuncia frente al encargado del comercio, que se centraliza en un solo lugar la información de las quejas, que se podrá crear una base o reporte de calificación de comercios y facilita el trabajo de inspección de la Dirección de Defensa del consumidor.

Por su parte, Mónica Lucero celebró el avance del proyecto y dijo que está en línea con el proceso de digitalización que se viene realizando en la dirección y que se complementa con la App 148 (disponible para smartphones y dispositivos electrónicos móviles) con la cual se puede sacar una foto de la denuncia realizada en el libro de quejas y desde la aplicación enviarla a Defensa del Consumidor donde se convierte en un tickets que luego es seguido por el área de inspección.

Finalmente indicó que en lo que va del año se han realizado unas 300 intervenciones en respuesta a denuncias en libros de quejas y que el primer interesado tiene que ser el proveedor quien debería ver al libro de quejas como una fortaleza para resolver cualquier problema en forma inmediata y evitar que se avance con una denuncia desde Defensa del Consumidor. 

Comentarios