Aumentó otra vez la carne y el asado superó los 100 pesos

La carne volvió a aumentar por segunda vez en 15 días y los usuarios se quejan de los precios excesivos. Los comerciantes dicen “no dar más” de los impuestos.

El precio de los productos de la canasta básica volvió a aumentar por segunda vez en menos de un mes. Esta semana el precio del kilo de asado trepó más del 10% y superó la barrera de los $100, aunque en algunas carnicerías esto ya había ocurrido. En los supermercados, el kilo de lomo alcanzó los $137 y se estima que puede seguir aumentando. Los consumidores, hartos de los aumentos optan por “no mirar precios”.

“Aumenta, aumenta, aumenta, pero de bajar ni hablar”, se queja un cliente mientras saca un billete morado para pagar los pocos pedazos de carne que lleva. Mientras, Gustavo asegura que no le queda otra que subir los precios. “Aumentan todo el tiempo, desde hace 10 días y dentro de 15 días vuelve a aumentar. Es así, uno no sabe con lo que se encuentra hasta que va y compra”, reconoce el carnicero. “Los cortes más caros ya superaron los $100, el kilo de lomo lo tenemos en $117, y el kilo de asado en $100”, explica el comerciante, cuyo local se ubica en pleno centro mendocino.

13810716-carne-de-cerdo-cruda-en-la-tabla-de-cortar-y-verduras

En cuanto a otras carnes como pollo y cerdo también aumentaron. “El pollo y el cerdo subieron un poco menos, un 6% más o menos”, advierte Gustavo. Para él, se trata de una especulación política que afecta a los trabajadores. “Son cuestiones entre los empresarios y el Gobierno que perjudican a los que trabajamos. Mi reclamo es el de los impuestos, tenemos muchísimas inspecciones, sufrimos una persecución tributaria por culpa de los amigos de las ganancias”, indica el carnicero.

“Son unos delincuentes. Me afectan muchísimo estos aumentos..."

Al recorrer las góndolas de distintos supermercados, los aumentos de las carnes también se notan, así como el malestar de los clientes. “Son unos delincuentes. Me afectan muchísimo estos aumentos, vienen aumentando hace rato y van a seguir”, comenta muy enojada Nélida, mientras elije el mejor corte en la góndola de las carnes en Carrefour.

Mabel, por el contrario ha optado por no mirar los precios. “En la carnicería de mi barrio sé que aumentó, mi hija me lo dijo. Pero yo no lo noto porque vengo, compro y no miro los precios”, manifiesta Mabel, quien harta de los aumentos ya no mira lo que compra. Hugo, en tanto, intenta decidir si llevar pollo o un corte de lomo. “Es una locura esto. Una exageración lo que vale la carne, es imposible de comprar”, dice.

EDB

Consultados por Diario Vox, desde la FEM – Federación Económica de Mendoza- aseguran que si bien ellos no poseen empresarios nucleados del rubro carne, preparan un informe sobre inflación y aumentos en general que próximamente darán a conocer.

Otros productos de la canasta básica como la leche y el pan también sufrieron aumentos, pero los consumidores no lo han notado tanto. “El queso está más o menos igual”, dice una señora en la góndola de lácteos. “El pan aumentó muy poco”, asegura Hugo y coincidiendo con ellos, Nélida dice no haber notado la suba en estos productos.

Comentarios