Aumentaron en todo el país un 5 por ciento todas las naftas de YPF

La empresa YPF, la mayor petrolera del país, aplicará desde la primera hora de este lunes un aumento promedio en los combustibles que vende en todo el país con el objetivo de reducir la brecha de precios generada por los últimos incrementos dispuestos por sus principales competidores, confirmaron voceros desde la compañíaEl aumento recaerá en mayor proporción sobre el precio de los productos Premium de la empresa y será menor en el caso del gasoil común y la nafta súper, los dos combustibles de mayor venta en el país.
La empresa YPF, la mayor petrolera del país, aplicará desde la primera hora de este lunes un aumento promedio en los combustibles que vende en todo el país con el objetivo de reducir la brecha de precios generada por los últimos incrementos dispuestos por sus principales competidores, confirmaron voceros desde la compañía

El aumento recaerá en mayor proporción sobre el precio de los productos Premium de la empresa y será menor en el caso del gasoil común y la nafta súper, los dos combustibles de mayor venta en el país.

"Esta decisión apunta a reducir la diferencia de precios con nuestros competidores, que ya habían incrementado gradualmente sus valores", indicaron desde YPF, donde precisaron que en algunos productos como el gasoil común la brecha de precios entre la empresa propiedad de la familia Eskenazi y el resto de las compañías del sector alcanza el 19%, mientras en el caso de la nafta super la diferencia asciende al 10%.

En este sentido, los voceros de YPF destacaron el fuerte crecimiento en la demanda de productos de la empresa, al punto que en la actualidad la firma provee 6 de cada 10 litros de combustibles que se venden en todo el país.

El incremento de 5% promedio en los precios de sus productos dispuesto por YPF tiene lugar en medio de importantes faltantes de combustibles de todas las marcas en la mayoría de las regiones del país, situación que generó profundas quejas de expendedores, particulares y transportistas.

Frente a esas quejas el ministro de Planificación, Julio de Vido, negó la existencia de una situación de desabastecimiento y, tras atribuir los faltantes a problemas de logística en la punta de las redes , culpó a los medios por magnificar las dificultades. En cambio, un día después de las declaraciones de De Vido, el vicepresidente de YPF, Enrique Eskenazi, reconoció que hay desabastecimiento y lo atribuyó al fuerte incremento en las ventas de automóviles.

"Creo que el desabastecimiento existe. Eso quiere decir que tenemos que responder más rápidamente a la multiplicación del parque automotor y a la mayor actividad agropecuaria", señaló Eskenazi en declaraciones realizadas la semana pasada durante una visita a la provincia de Santa Fe.

Según el empresario, "el país ?sigue produciendo cientos de miles de coches y las refinerías están al tope. Se está trabajando al 100%. Lo que ocurre es eso (por los problemas de desabastecimiento); es algo inusual y tiende a ser menor"?.

Las quejas por los problemas de faltantes en el suministro de combustibles parecieron respaldadas por dos recientes informes difundidos por el Indec que destacaron que en el transcurso del primer semestre del año se duplicó la importación de combustibles y lubricantes y al mismo tiempo cayó 5,3% la refinación de petróleo.

Comentarios