Los nuevos importes van desde los $465 hasta los $5760 por situaciones de conexiones clandestinas. Aysam efectúa en promedio unas 500 multas por mes en toda la provincia.

A través de una resolución del Ente Provincial del Agua y Saneamiento se actualizaron los valores estipulados para sancionar a usuarios que hagan un uso desmedido o no cumplan con las regulaciones actuales vinculadas al uso de agua potable. La norma, que alcanza a todos los usuarios de Aysam, establece un nuevo régimen de valores en las mutas que arrancan en los $465, para la primera infracción:  riego de jardines y cultivos, calles no pavimentadas, llenado de piletas, uso de hidrolavadora y/o riego por aspersión y cualquier otro uso abusivo del agua potable por cualquier medio.

Mientras que en el caso de riego de calles pavimentadas y el lavado de veredas o automóviles con agua potable mediante el uso de manguera o hidrolavadora, la sanción ascenderá a un valor de $930.

Además, existe una multa más costosa que se aplicará por el uso de agua potable proveniente de conexiones clandestinas, el comúnmente llamado “estar colgado”, cuyo valor ascenderá a los $5.706,95.

Desde el Epas dijeron que los valores en las multas se ajustaron por solicitud de Aysam y que los mismos no se modificaban desde abril de 2014. Según consta en la justificación de la medida, se decidió tomar como referencia un aumento equivalente al 111.37% en base al acumulado de datos publicados por al índice de precios al consumidor (IPC) que elabora el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) “por considerarse al mismo cómo el más adecuado para representar la pérdida de poder adquisitivo de la moneda en que fueron expresados dichos importe”.

Entre las infracciones más habituales, desde Aysam confirmaron que se repite la limpieza de veredas, lavado de autos, riego de calles y riegos de jardines exteriores fuera del horario permitido que es desde las 22 hasta las 8 de la mañana. Las multas se efectúan a través de capturas de imágenes fotográficas que son utilizadas por unos 80 inspectores que realizan en promedio unas 500 multas por mes en toda la provincia.

Consultado sobre la efectividad de la multa como herramienta de control, Richard Battagion, titular de Aysam, dijo a Diario Vox que “difícilmente una persona vuelva a incurrir en la misma infracción por la que fue sancionada”. Sin embargo, aclaró que una de las principales limitaciones es que una buena parte de las infracciones se cometen en interior de los hogares donde los inspectores no pueden intervenir.

Al respecto Battagión señaló: “Es fundamental que trabajemos mucho sobre el tema cultural con campañas de concientización y capacitaciones”. De todas formas, explicó, “los usuarios pueden realizar sus denuncias a través de nuestras redes sociales, enviando fotos o llamando a la línea gratuita 0800 444 8808 todos los días durante las 24 horas”.