Atención padres: deben vacunarse todos los niños de 1 a 4 años

Es un refuerzo de las vacunas obligatorias para prevenir la rubeola, el sarampión y la polio; Es gratis y se puede colocar en cualquier vacunatorio y hospital.

Los padres de niños de entre 1 y 4 años deben estar atentos. Desde hoy comienza una campaña de vacunación para reforzar las dosis y prevenir enfermedades que en Argentina están controladas, pero que se requiere la inmunización obligatoria.
La campaña es por dos meses y se espera vacunar a más de 100 mil niños. El objetivo inocular con una dosis extra (a las que corresponden al Calendario de Vacunación) de vacunas Doble Vírica, que protege contra sarampión y rubeola y Sabín que hace lo propio contra la Poliomielitis.
La dosis extra es gratuita, obligatoria y se colocará sin necesidad de orden médica en todos los vacunatorios de hospitales y centros de salud y en el Vacunatorio Central (San Martín 488, Ciudad, de lunes a viernes, de 7.30 a 13.30 y 14.30 a 17.30).
Iris Aguilar, jefa del Programa de Inmunizaciones del Ministerio de Salud, explicó que se trata de una campaña de seguimiento que se realizan cada 5 años y que buscan evitar susceptibles, es decir, “potenciales personas que puedan enfermarse y así sostener los logros de Argentina en la eliminación de enfermedades como sarampión, rubeola, rubeola congénita y polio”. “Con la aplicación de la dosis extra se busca revertir la acumulación en el tiempo de personas susceptibles a contraer estas enfermedades, ya sea porque hay niños que nunca fueron vacunados o porque aquellos que fueron vacunados no tuvieron una respuesta inmune adecuada frente a la vacuna”, profundizó Aguilar.
Si bien estas enfermedades fueron eliminadas de Argentina gracias a las vacunas, aún existen países que no lo han logrado, por lo cual es necesario reforzar y mantener la estrategia preventiva.
Según la jefa del Programa Nacional de Control de Enfermedades si bien la rubéola es más benigna que el sarampión, la que es congénita puede tener graves consecuencias en el recién nacido como cardiopatías, sordera, retardo en el crecimiento intrauterino, alteración de todos los órganos y sistemas e incluso la muerte. “En las Américas tanto el sarampión como la rubéola han sido eliminadas, pero en el resto del países, incluidos los de Europa,  se comprometieron a hacerlo en 2015 por lo que los virus siguen circulando”, aseguró.
En 2010 se reportaron 17 casos importados de sarampión y  esta semana se detectó un caso sospechoso en una turista.

Comentarios