“Arrancamos otra etapa en la cual no hay margen de error”

Alejandro Sabella, entrenador nacional, sostuvo que “el carácter emocional y el equilibrio táctico” se tornan en factores fundamentales; El DT aseguró que hay que estar muy concentrados.


“El entrenador del seleccionado albiceleste, Alejandro Sabella, aseguró que partir de los octavos de final del Mundial “el carácter emocional y el equilibrio táctico” se tornan en factores fundamentales .
“Arrancamos otra etapa en la cual no hay margen de error. En la primera fase podés equivocarte y tenés chances de recuperación. Ahora, no hay marcha atrás y los errores se pagan más caros por la jerarquía de los rivales. Sabemos que tenemos que estar muy concentrados y mantener mucho el equilibrio”, manifestó Sabella.
“Más allá de la técnica, en este tipo de instancias, también el carácter de un equipo es fundamental. La fortaleza anímica y el equilibrio emocional son factores vitales. Más allá de la estrategia, la parte física es clave por el calor o un posible suplementario, pero también el carácter”, agregó.
“Justo en Brasil-Chile, Branco (ex jugador y comentarista de TV) hablaba mucho sobre el equilibrio emocional y la fortaleza. Yo digo que si la mente fuera un músculo sería el más importante. Un filósofo dijo que `un gramo de neurona pesa más que un kilo de músculo`”, completó en el marco de una conferencia de prensa.
Sabella no confirmó el equipo pero sí habló sobre cuestiones tácticas y la necesidad imperiosa de encontrar un equilibrio entre el ataque y la defensa.
“La formación no la puedo confirmar porque siempre tengo alguna duda, al menos hasta que les dé las buenas noches a las 12”, señaló en tono risueño y aclaró: “Tampoco quiero que lo sepa el técnico rival. No me voy a explayar de lo que sabemos y analizamos de Suiza ni tampoco de cómo vamos a jugar nosotros”.
No obstante, el técnico, de 59 años, subrayó que su “teoría en el fútbol es la del equilibrio”, porque su deseo es que sus equipos tengan “un buen ataque para lastimar al rival” pero también “una defensa sólida que no deje llegar con balón dominado al área”.
“No tengo un modelo de equipo ideal, depende de qué jugadores tengas. Barcelona, en la época de (Josep) Guardiola, era casi perfecto, también el Bayern Munich de hace dos años era una máquina trituradora. Sí me gusta un equipo corto y equilibrado, que al rival le sea difícil llegar y tener poder de fuego arriba”, indicó.
“Me acuerdo mucho cuando ves la NBA y mientras ataca el equipo, todo el público grita: ‘Defense’. El fútbol es todo. Si atacás mal  necesitás gente que se sume a la ofensiva y te desequilibrás atrás. Si defendés mal, la vas a recuperar la pelota en la última línea y le das tiempo al rival para que se arme”, enfatizó.

Comentarios