Arranca “Precios Transparentes” y dudan si bajarán precios al contado

Se pone en marcha el programa impulsado por la Secretaría de Comercio. Buscan diferenciar los precios al contado de los montos financiados, con lo que esperan una baja entre 10 y 15%

Hoy entrará en vigencia en todo el país el nuevo programa impulsado por la secretaría de Comercio “Precios Transparentes”, que obliga a los comercios a mostrar en el local y las publicidades de sus productos el precio en un pago (con tarjetas de débito, crédito o en efectivo) y diferenciarlo del que rige para la financiación en cuotas. La gran incógnita que plantea el nuevo sistema está en saber si efectivamente quien haga una compra al contado se beneficiará con un descuento, que algunos estiman entre 10 y 15 por ciento o si los comercios tomarán los valores actuales, que ya contienen el costo de la financiación, para adicionarles una nueva tasa de interés.

Si bien desde el Gobierno son optimistas con la disminución de los precios al contado, se espera que la detección de los incumplimientos sobre los precios por parte del control estatal funcione para que se haga efectiva la medida impulsada por la Secretaría de Comercio.

Restará comprobar con el paso de los días si este programa que elimina la tasa 0% de interés realmente baja los precios o éstos se mantienen, lo que provocaría un aumento de los importes en cuotas y perjudicaría claramente a los sectores de menores recursos que son los que más utilizan la financiación para adquirir bienes.

En relación a eso el director nacional de Defensa del Consumidor, Fernando Blanco Muiño, se mostró optimista y expresó que “las cuotas con interés no aumentarán (el precio final del producto) porque el interés ya está incluido” y sostuvo que a partir de ahora “el interés encubierto va a quedar a la vista del consumidor para que pueda elegir entre las mejores condiciones de financiación”.

La idea del Gobierno con la implementación de “Precios Transparentes”, es lograr que el consumidor no pague más el costo financiero en el precio de contado. Esto debería redundar en un congelamiento de las cuotas y una baja del precio de contado, dijeron Miguel Braun y Francisco Cabrera, hace una semana al presentar el proyecto.

Según las autoridades, la medida “no modifica en nada los programas Ahora 12 y Ahora 18, que continúan”, aunque “deberán explicitar el interés implícito y, en ese caso, se va a ver que es de 10 y 15 por ciento, respectivamente”. Ambas modalidades cuentan con un subsidio del Gobierno y tienen costos financieros menores a los del financiamiento que puede tener un producto directamente.

Las autoridades confían en que la competencia sea la que genere una baja de los precios al contado y dicen que el objetivo de los cambios es mejorar “la competencia comercial” con menores precios y “la competencia financiera”, con menores tasas. Las nuevas normas prohíben promocionar como “sin interés” la venta de productos que efectivamente tenga algún financiamiento implícito.

Comentarios