Argentina continúa con su puesta a punto para la serie

Desde el viernes enfrentará a Italia por la Copa Davis. Schwartzman entrenó liviano. Hoy se define si llega; si no lo reemplazará Renzo Oliva. Mayer admitió que le falta ritmo.

El equipo argentino de Copa Davis continúa con los entrenamientos de cara a la serie de la primera ronda contra Italia, que se desarrollará desde el viernes hasta el domingo en Parque Sarmiento de Buenos Aires.

Diego Schwartzman, afectado por una lesión muscular, cerró la sesión de prácticas en doble turno con un entrenamiento liviano y sin exigirse demasiado, y hoy tomará la decisión final sobre si podrá estar presente en la serie.

“Estoy trabajando en la recuperación con el kinesiólogo para mejorar lo más rápido posible, seguramente mañana (por hoy) tomaré la decisión, tengo muchas ganas de jugar”, declaró el “Peque”, la raqueta número uno de la Argentina en la serie ante los ‘tanos’ desde su puesto 53 del ranking mundial de la ATP.

El “Peque” padece una fuerte contractura en el músculo plantar delgado derecho y en la práctica que efectuó en el último turno de la jornada apenas se exigió con el sparring Federico Coria del otro lado de la red.

El tenista pegó de derecha y de revés, y mostró escasa movilidad, bajo la supervisión de su entrenador Juan Ignacio Chela y el capitán argentino Daniel Orsanic.

Según adelantó Orsanic, si Schwartzman no puede estar ante Italia, su reemplazante será el rosarino Renzo Olivo, quien ya se encuentra en Buenos Aires listo para ingresar al equipo.

Por su parte el correntino Leonardo Mayer admitió que le falta el ritmo que le da la competencia luego de más de dos meses sin partidos oficiales, aunque resaltó que lo reemplazará con sus ganas de jugar la Copa Davis.

“Me falta ritmo de competencia, es cierto, pero lo reemplazaré con las ganas que tengo de jugar la Copa Davis”, comentó el “Yacaré” Mayer en la rueda de prensa.

Mayer, de 29 años, jugó por última vez en singles en el Challenger de Brescia el 17 de noviembre pasado (perdió en octavos de final con el lituano Laurynas Grigelis) y en dobles junto a Juan Martín Del Potro en el punto de la final ante Croacia 10 días más tarde, el que perdieron con Marin Cilic e Ivan Dodig en tres sets.

“Fue increíble haber salido campeones, es algo que disfruté mucho, pero ahora empezamos otra vez de cero y ojalá podamos ganar esta serie ante Italia, ante nuestra gente”, añadió Mayer.

El tenista tiene un récord en la Copa Davis de 13 triunfos y seis derrotas, con la particularidad de que en singles está invicto en sus 10 últimos partidos.

Mayer inició su racha positiva en 2013 en Praga en el partido que le ganó al checo Jiri Vesely (la Argentina perdió esa serie 3-2) y se prolongó hasta el trascendental punto en el que superó al inglés Daniel Evans en la victoria ante Gran Bretaña en Glasgow (3-2) de septiembre del año pasado.

Comentarios