Apuntan a la negligencia por la tragedia de Las Heras

A pesar de que funcionarios y abogados señalaron que hubo negligencia, el padre del niño no recibirá cargos penales en su contra; Tenía registrada su arma; Recomendaciones.

 Por Francisco Pérez Osán

El caso del niño de 10 años que  accidentalmente le disparó a sus hermanos conmocionó a toda Mendoza, y abrió el debate sobre la responsabilidad de quienes poseen armas de fuego en su casa.

Funcionarios y especialistas mostraron puntos de vistas diferentes acerca de la responsabilidad del padre en lo ocurrido en Las Heras. Desde el Registro Provincial de Armas, Gabriel Guernica señaló que “tener un arma es como tener un auto, y el dueño siempre va a ser responsable de lo que pasa”, y remarcó que “cuando la justicia determine qué fue lo que pasó”, el padre “podría enfrentar cargos penales”.

Sin embargo, diferentes abogados consultados coincidieron en que es poco probable que pueda haber alguna consecuencia penal. Carlos Varela indicó que “podría forzarse la figura de negligencia”, aunque consideró que “no parece muy probable” que vaya a pasar eso. Según remarcó, se debería pasar la culpa del niño de 10 años al padre.

El letrado agregó que el caso “excede la cuestión penal”, ya que “la pena de perder un hijo es la más grande que pueda haber”. De todas maneras, remarcó que a su entender y por la información que manejaba hasta ese momento, el hecho de que el arma haya sido alcanzada por un niño indica que hubo negligencia a la hora de guardarla.

En ese sentido también se expresó el abogado Pablo Salinas, quien aseguró que la única manera de que la justicia avance sobre el padre de las víctimas era si el arma utilizada no estaba en regla, de otra forma, no tiene responsabilidad.

Contra el arma en la casa

Desde el Repar, el organismo que controla las armas de fuego en la provincia, señalaron que las armas deben ser compradas por tiradores deportivos, cazadores o coleccionistas, ya que no sirven para aumentar la seguridad del hogar. “Hay métodos más efectivos y baratos, como las alarmas o las cercas perimetrales”. “Las estadísticas muestran que las armas en la casa tienen muchas posibilidades de terminar matando a quienes se supone que van a proteger”, indicó Guernica.

A la hora de guardar un arma en caso de que esté en la casa, “debe estar desmontada, sin el cargador, que debe estar en un lugar diferente, fuera del alcance de los niños y con un seguro que impida disparar”.

De todas maneras, quienes quieran comprar un arma deben reunir diferentes condiciones: “Hay que pasar exámenes psicológicos y físicos, no hay que tener antecedentes, hay que dar pruebas de un buen medio de vida, y hay que hacer un curso de tiro”, pormenorizó Guernica.

Comentarios