Aprobaron el Presupuesto y la ley impositiva que quería Jaque

La oposición no logró revertir ayer la decisión de diputados y así quedó escrita el “casi último” capítulo de la novela política del verano: la sanción de la ley impositiva y el presupuesto.

 

En concreto, ahora los mendocinos deberán pagar más impuestos. Es que la ley impositiva aprobada aumenta los ingresos brutos al 3,5 por ciento de la facturación (antes era del 3%) y le pone ese gravamen a actividades que antes estaban exentas, como la minería y la construcción que ahora tributarán el 0,5%. 

El impuesto automotor también aumenta, pero para los modelos de autos que fueron patentados entre 1980 y 1994, es decir los que menos pagan. En esos casos suben de 50 a 80  pesos para los más “livianos” y de 80 a 120 pesos los más pesados.

Para el Gobierno no es un dato menor, pues sólo con el aumento en ingresos brutos planificaban recaudar unos 150 millones de pesos extra, en pleno año electoral. 

El Senado también sancionó definitivamente el Presupuesto provincial para el 2011. Y lo hizo tal como lo había mandado el Poder Ejecutivo. Con esa ley Mendoza podrá endeudarse por 869 millones de pesos. 

Pero allí la engorrosa trama novelezca continúa: la oposición amenazó con recurrir a la justicia porque, según aseguran, eran necesarios los votos de dos tercios de las dos cámaras para aprobar los artículos referidos a la toma de deuda. Así, la UCR y el PD podrían recurrir a la Suprema Corte para anular esos artículos. 

“Habrá que ir a la Justicia. Jaque parece tener una constitución distinta a la que tuvieron todos los gobernadores anteriores, que siempre respetaron el artículo 41 de la Constitución”, se quejó el senador cobista Juan Carlos Jaliff.

Ambas leyes tuvieron un recorrido largísimo y cargado de negociaciones. Primero los legisladores oficialistas se declararon en “rebeldía”, se tomaron vacaciones  y en enero las leyes no fueron tratadas. 

Luego, Diputados aprobó las dos normas con mayoría simple. Pero el Senador las modificó radicalmente, sacando la suba de impuestos y achicando el déficit. 

En el tercer round los diputados volvieron a ratificar su decisión de apoyar los proyectos originales. Ayer el Senado no revirtió las medidas (necesitaban dos tercios) y la suba de impuestos y el presupuesto deficitario quedaron firmes.

Comentarios