Por qué se aplicaron multas millonarias a las distribuidoras de energía

La titular del Epre, Jimena Latorre, se refirió a las multas millonarias aplicadas a las empresas distribuidoras de energía en la provincia.

Tras el anuncio de nuevas sanciones millonarias aplicadas a distintas empresas distribuidoras de energía de la provincia, entre la que se destacan una por $70 millones a Edemsa y otra de casi un millón a la Cooperativa Eléctrica de Godoy Cruz por facturación estimada, la titular del Ente Provincial Regulador de la Energía (EPRE), Jimena Latorre, habló con diario Vox/Post para explicar cómo por primera vez en muchos años el ente logró ejecutar multas que tendrán un efecto directo en las boletas de miles de usuarios.

El gobernador dijo que es la primera vez que esto sucede y que por ese motivo respaldaba fuertemente la gestión del Epre. ¿Qué es lo que ha cambiado específicamente?

Cambio la firmeza. En realidad desde 2009 se venían aplicando sanciones pero no se hacían las bonificaciones a los usuarios ni el Epre las exigía. La primera boleta de deuda que emitió el Epre y que se ejecutó judicialmente fue la que hicimos a fines del años pasado por los 101 millones de pesos que le ejecutamos a Edemsa. Las facultades para actuar estaban lo que pasa es que no se habían usado.

¿Por qué?

No sé si por mala gestión, por distracción o por falta de apoyo político. Solo puede decir por qué yo sí lo hago. Por otro lado hay que recordar que los entes reguladores delegaron en 2014 y 2015 su jurisdicción a favor de la Nación con lo cual dejaron de tener potestad y uso de sus competencias legalmente establecidas. Algo totalmente aberrante porque si bien no se aumentaban las tarifas tampoco se exigía absolutamente nada y eso provoca un gran deterioro institucional.

¿Puede la acumulación de sanciones hacer caer un contrato de concesión?

La graduación de las sanciones está establecida en el marco regulatorio y  va desde un apercibimiento hasta la quita de la concesión aunque no es algo que impongamos desde el Epre sino que depende de quién otorgó la concesión, en este caso, el ejecutivo. Aunque sí podemos sugerir la caducidad basándonos en antecedentes del prestador.

¿Entonces podría ocurrir?

Para que caduque una concesión tiene que ponerse en riesgo la prestación del servicio. Pero hay que ser muy cautos cuando analizamos las causales que pueden dar lugar a una sanción de este tipo porque si no después tenemos las consecuencias de que el Estado tiene que terminar pagando juicios millonarios, con la plata de todos los mendocinos, a los empresarios que durante muchos años no hicieron lo que debían.

¿Sigue siendo más barato para las distribuidoras pagar sanciones que cumplir con un buen servicio?

Es lo que estamos tratando de revertir. Todos estos años que se aplicaban las sanciones y no se cobraban es obvio que para las distribuidoras era más rentable no hacer las inversiones y recibir sanciones que no generaban ninguna incidencia en su caja. Pero a partir de 2017 les hemos hecho pagar, en el caso de  Edemsa, cerca de 280 millones de pesos en multas. Esto significa una disminución en su flujo de ingresos que los tiene que llamar a revertir su conducta y comenzar a hacer las inversiones si no quieren perder rentabilidad.

¿A partir de estas sanciones las distribuidoras están empezando a mirar al Epre con más respeto?

Eso es lo que espero, pero no solo de parte de las empresas. Lo que pretendo es poder marcar una institucionalidad que se ha ido deteriorando a lo largo del tiempo y que ha hecho que los usuarios no reconozcan al ente como un espacio donde pueden defender sus derechos o que las empresas tampoco lo reconozcan al como una autoridad que está controlando su prestación. Obviamente cuesta desandar tantos años de comodidad, pero es en el camino que estamos yendo.

Comentarios