De este modo se unificará el sistema de investigación por fiscalías en todo el territorio provincial.

Tras la visita del gobernador Alfredo Cornejo a las instalaciones de la Procuración General, el mandatario aseguro que “el nuevo Código Procesal Penal le da un protagonismo muy importante a la investigación fiscal. Ya está funcionando en el Este como en el Gran Mendoza y aspiramos a llevarlo al Sur a principios del año que viene”.

Junto al procurador de la Corte, Alejandro Gullé, visitó las unidades fiscales del Ministerio Público de Justicia. Lo acompañaron en la recorrida María Teresa Day, coordinadora del Ministerio Público y el director de Investigaciones, José Vega. “Mendoza gasta en el presupuesto público el doble de lo que se gastaba hace 10 años atrás, sin embargo los servicios públicos no han mejorado. Es evidente que estamos gastando mal y que hay que optimizar los recursos que tenemos para prestar mejores servicios”, dijo Cornejo.

Explicó que el objetivo de la recorrida era conocer las condiciones de trabajo e infraestructura a los fines de optimizar los recursos del Estado. “En el Ministerio se han hecho buenas inversiones en materia de inteligencia y de investigaciones pero debemos seguir coordinando con la Justicia para mejorar esas tareas. Si bien faltan elementos, se han incorporado varias herramientas importantes. Si nos organizamos mejor poco a poco podremos ir solucionando el problema de la inseguridad. Este trabajo en conjunto entre Justicia y Ministerio Público Fiscal seguramente va a ir dando los resultados que necesitamos los mendocinos”, detalló el mandatario.

Informó que se está trabajando en un proyecto de ley para crear el Banco de ADN, que quedará bajo el control del Ministerio Público, a través del cual se construirá una base de datos para delincuentes y  policías. “Esperamos poder tenerlo listo para el año que viene. Invertiremos alrededor de $27 millones en el soft adecuado para poder hacer las comparaciones de ADN masivas y así poder constituir la base de datos. Sólo nos falta encontrar el lugar adecuado para la instalación del laboratorio, que requiere un espacio de características técnicas especiales”, explicó Cornejo.

Fuente: Gobierno de Mendoza