Antes de la Vendimia podría quedar habilitado un sector de la Terminal

Desde la coordinación del proyecto aseguran que en unos 45 días podría habilitarse. Según los responsables la devaluación hizo que el costo de la obra se encareciera un 70% más.

Parte de la remodelación de la nueva Terminal de ómnibus podría ver la luz en unos 45 días, aseguraron ayer desde la Coordinación del proyecto de remodelación. De esta manera, no solo podría habilitarse el corredor que bordea el límite de la playa interna que une el ala oeste con el ala este, sino también, una parte del sector de servicios del ala norte.

Cabe recordar que el proyecto de inversión, de gestión cien por ciento privado, había sido licitado a fines de 2016 a la sociedad anónima Estación Terminal Mendoza, integrada por las firmas locales Autotransportes Andesmar, CATA, Andesmar Cargas, Traslar S.A. y Ceosa y que los trabajos que debían iniciarse en julio de 2017 comenzaron recién en enero de 2018.

Al respecto Matías Díaz Telli, gerente general de la Terminal, explicó que han sido varios los aspectos que han influido en als demoras de la obra, aunque puntualizó dos.

Por un lado el ejecutivo destacó los desajustes económicos, afirmó que al igual que cualquier otro tipo de construcción, la fuerte devaluación del peso en mayo y agosto del año pasado impacto fuertemente en el costo de muchos materiales que están atados a la cotización de la moneda norteamericana. Ese solo desequilibrio económico ha significado un aumento de más del 70% el valor inicial de obra que era de 260 millones de pesos.

En ese marco aseguró que “la situación del dólar no solo nos afecta a nosotros sino a cualquiera que esté construyendo, teníamos un presupuesto y un flujo de gastos en pesos y las proyecciones al 31 de diciembre de 2018 no tuvieron nada que ver con las de enero del mismo año”.

Palo a Marcelino Iglesias

Por otro lado, Díaz Telli se quejó de la mala predisposición que existe por parte de la Municipalidad de Guaymallén en agilizar las inspecciones u otorgar habilitaciones. Y también porque desde hace un buen tiempo, todo el alumbrado público que rodea la zona de la Terminal no funciona. “No se cómo hacer para convencer al intendente de Guaymallén de que arregle las luminarias que tiene a su cargo, más aún cuando se trata de un espacio público por el que circulan diariamente unas 70.000 personas”.

Consultado sobre el hecho que desde el inicio de la temporada de vacaciones las líneas de los grupos 10 y 2 como algunos de la empresa El Cacique dejaron de ingresar al interior de la terminal Díaz Telli dijo: “Me parece un despropósito porque la gente que llegaba en colectivo a la terminal contaba con guardias de seguridad, baños, techos, iluminación y locales comerciales. Ahora esas mismas personas se están bajando en calles oscuras y sin ningún tipo de servicios. De todos modos, nuestra posición como actor del sector es colaborar en todo lo que se pueda con el nuevo sistema de transporte”.

Comentarios