Fue en San Carlos y además encontraron vizcachas y otros animales de carnes para consumo humano.

En un procedimiento efectuado en San Carlos por la Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial –a través de la Dirección de Recursos Naturales Renovables– y la Policia Rural, fueron secuestrados 20 piches, vizcachas y otros animales de carnes de consumo humano, además de cuchillos y municiones y elementos de caza, como boleadoras, tramperos y morrales.

En lo que va de la temporada estival ya son varios los operativos realizados para desbaratar redes de caza furtiva y comercio ilegal de fauna en varios puntos de la provincia.

Desde los organismos oficiales, se recuerda a la población que los animales de fauna silvestre no pueden recibir el trato de las mascotas. Por esta razón, el comercio y tenencia están prohibidos por la normativa en materia de fauna silvestre Ley Nacional 22421, de adhesión 4602 y 7308, reglamentada mediante el Decreto 1890/05. Las jaulas y tramperos también se encuentran prohibidos en Mendoza y su tenencia, comercialización y uso se considera una falta a la normativa.