En el palco estuvo el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, y su esposa, Isabel Macedo.

El tradicional Carrusel vendimial, que transporta en carros a las 18 candidatas a disputar el cetro nacional de Vendimia, tuvo hoy algunos condimentos especiales con una contramarcha y con el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, y su esposa, Isabel Macedo, en el palco de autoridades.
Aunque con retraso, los carros comenzaron a desfilar por las calles del microcentro capitalino, transportando a las reinas departamentales y las soberanas salientes, pero también al rey y reina de la Vendimia Gay que por primera vez participan en este desfile.
Además, dueños de autos antiguos, colectividades y agrupaciones gauchas también formaron parte de la postal.
Sin embargo, poco antes de empezar, hubo una contramarcha protagonizada por trabajadores del CONICET, familiares de víctimas, la Asamblea por el Agua y artistas, quienes manifestaron así sus diferentes reclamos.
El CONICET, marchó "por el agua, la vida y la ciencia". "Sin agua no hay vida, sin ciencia no hay soberanía", rezaban los carteles, expresando que en el marco de la Jornada Nacional de Ciencia y Técnica, se manifestaban "en contra del ajuste".
En el caso de los familiares de víctimas, marcharon contra la demora en la resolución de causas judiciales, mientras que los artistas lo hicieron por el accidente sufrido el viernes en la noche, cuando una grúa y una plancha lumínica cayeron en el anfiteatro Frank Romero Day, cuando se realizaba un simulacro de evacuación, lo que motivó la postergación del acto central de Vendimia que finalmente, se hará mañana en la noche.
En tanto, como cada año, los asambleístas caminaron en sentido inverso el recorrido del Carrusel, contra la megaminería contaminante.
El pasar de los carros fue visto desde cerca por el gobernador Urtubey y su mujer, la actriz Isabel Macedo, quienes desde el palco de autoridades se llevaron todas las miradas.