La secretaria general de la Ctera estimó que el paro de 48 horas convocado en todo el país logró un apoyo docente del 75%. Reclaman cumplimiento de la Ley Federal de Educación.

La secretaria general de la Confederación Nacional de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (Ctera), Sonia Alesso, estimó que el paro de 48 horas convocado por ese sindicato tuvo “una adhesión del 75 por ciento en todo el país”. Además, la dirigente, consultada por Télam consideró ayer que “el único que no quiere dialogar es el Gobierno nacional”, en relación a la posición que esgrime el ejecutivo de apertura al diálogo ante supuesta intransigencia del gremio.

“Estamos en un plan de lucha que incluye paros, marchas y movilizaciones. El nivel de acatamiento varió en cada provincia, pero creo que la adhesión que tuvo la medida en el orden nacional alcanzó a más del 75 por ciento”, señaló Alesso en declaraciones a Télam.

De esta forma evaluó la dirigente gremial la huelga de 48 horas dispuesta por la Ctera, que comenzó el miércoles y que concluyó ayer en la medianoche, en reclamo de la reapertura de una paritaria nacional para los trabajadores de la educación.

“Nuestra posición es clara. Queremos que se cumpla la ley Federal de Educación y que se convoque a una paritaria nacional en la que discutamos un incremento salarial. El que no quiere dialogar es el Gobierno nacional que se encuentra en una postura que hasta altura no se entiende. Es algo que desde el oficialismo no pueden explicar”, explicó la dirigente.

La entidad gremial había declarado una medida similar el 6 y el 7 de marzo en el inicio del ciclo lectivo y volverá a parar el martes 21 y el miércoles 22 de marzo, jornadas en las cuales se llevará a cabo una “Marcha Federal Educativa” que convergerá hacia Plaza de Mayo.

Funcionarios del Poder Ejecutivo Nacional sostienen que no hay motivos para realizar la paritaria nacional para el aumento de haberes para el sector educativo, al asegurar que el haber más bajo percibido por los docentes se incrementó en un 20 por ciento por sobre el Salario Mínimo Vital y Móvil. Sucede que de esta manera el ejecutivo está incumpliendo la ley Nacional de Educación y contradiciéndose a sí mismo, ya que el año pasado, el mecanismo que utilizó el gobierno para el aumento de salarios fue la paritaria nacional tal como lo dicta la ley y como lo solicita el gremio en esta ocasión.

Además Alesso agregó: “En el acta de la paritaria 2016 se fijó el aumento, pero eso no impedía que la discusión salarial continuara. Por eso queremos que el Ministro de Educación, (Esteban) Bullrich, tenga un rol protagónico, como pasaba cuando nos juntábamos a dialogar el año pasado”, remarcó.

La titular de Ctera negó que el gremio impulse la apertura de una negociación nacional como una forma de justificar su existencia como una organización con peso en todo el país, al recordar que la entidad se formó en 1973, y la paritaria para el sector se creó en 2008.

“Ctera existía con anterioridad a la creación de una paritaria nacional y es mentira que llevamos a cabo esta medida para tener que justificar algo. Queremos que cumpla la norma que está vigente. Además, queremos discutir cuestiones pedagógicas y de infraestructura que también resultaron dejadas de lado por las autoridades”, agregó.

Por último, Alesso criticó los anuncios formulados ayer por la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, quien se mostró dispuesta a otorgarle un incentivo económico a los docentes que no se sumen a los paros.

“Es una actitud muy cerrada. La gobernadora parece no comprender cuál es el problema y la naturaleza del reclamo. Se insiste desde el oficialismo con que nos mueven intereses partidarios y eso no es cierto. Este es un reclamo que cuenta con el respaldo mayoritario de los docentes que están muy lejos de tener una postura uniforme”, puntualizó.