Se trata de delincuentes que a través de llamados telefónicos alertan sobre supuestos cambios drásticos en la economía y engañan a adultos mayores para que entreguen sus ahorros.

La Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional N°21, a cargo de Carlos Alberto Vasser, informó que a través de una investigación constataron la existencia de estafas telefónicas y secuestros virtuales dirigidos especialmente a la población de adultos mayores y que estos no se circunscribían sólo al llamado alertando del presunto secuestro de un familiar.

Vasser contó que la nueva metodología de los delincuentes consiste en llamar a personas adultas presentándose como familiares. Esto sucede habitualmente entre las 10 de la mañana y las 3 de la tarde y las víctimas suelen ser personas que rondan los 65 y 90 años.

Durante la comunicación, el falso familiar alerta sobre inminentes o drásticos medidas económicas, corridas bancarias, devaluación de la moneda o que la misma podría dejar de circular debido a cambios en la numeración, el color o el rostro impreso en el billete. Tras exponer alguno de estos argumentos les manifiestan que es absolutamente necesario cambiar los billetes y que para ello van a contar con la ayuda de un contador amigo de la familia que en algunas ocasiones suele llamarse “Carlos Díaz”, en otras se apellida “González”, “Fernández” o “Sandoval”, y que este desinteresadamente se acercará hasta el domicilio.

El accionar de los delincuentes no siempre es el mismo y se adapta dependiendo del valor que vaya a entregar la víctima. Desde la fiscalía señalaron que en algunos casos el sujeto que realiza la llamada le solicita a la persona que permanezca en línea aduciendo que están haciendo una excepción con ellos por la cercanía familiar. En ese lapso el supuesto contador se presenta en el domicilio y se hace con el dinero. En ocasiones incluso han acompañado a los adultos hasta sus cajas de seguridad y además del dinero también han entregado otras pertenencias como joyas.

El fiscal confirmó que tras la investigación se pudo individualizar y detener a seis personas pertenecientes a la colectividad gitana de los cuales se presume que han cometido al menos 30 hechos delictivos asociados a esta modalidad. Los individuos ya fueron indagados por autoridades judiciales y aún resta resolver si situación procesal.

En cuanto a las medidas para evitar ser víctima de este tipo de estafa, desde la fiscalía solicitan a la población trabajar en forma preventiva con los adultos mayores e informarles que en el caso de recibir una llamada donde les hagan referencia a corridas bancarias, cambios económicos, devaluación del dinero o cual cualquier otro pretexto que implique la entrega de dinero o valores a personas desconocidas, simplemente corten la comunicación.

También es importante que la persona que recibió el llamado avise a un familiar cercano y luego efectuar la denuncia.