Alertan sobre los riesgos de utilizar lentes “truchos”

Durante el verano, la exposición al sol aumenta y la tendencia para proteger la vista es utilizar anteojos oscuros.

Pero, contrario a la creencia de muchos, usar los que no filtran los rayos UV (ultravioletas) es peor que no tener nada. 

A pesar de que no debería venderse lentes de sol sin protección, las diferentes marcas tienen imitaciones que pueden conseguirse a precios mucho menores. Los “truchos” pueden costar desde $20 a $50 mientras que los autorizados desde $150.

”El tema que la gente no entiende es que el anteojo económico termina saliendo caro por los daños que le puede provocar a la salud” destacó Gustavo de la óptica Analía Peinado. El especialista explicó que estos lentes consisten en placas teñidas que funcionan como una lupa. “Al estar oscuro el ojo dilata la pupila lo que hace que la exposición solar afecte más, es preferible no utilizar nada”, alertó Gustavo.

Desde otra óptica del centro, una de las contactólogas relató que las imitaciones son tan buenas que una persona no puede darse cuenta y que hay que utilizar una máquina que mide los filtros para comprobar si son verdaderos. “Ese tipo de gafas facilitan los problemas como las cataratas u otras alteraciones visuales y aunque no se presentan de inmediato, con el tiempo afectarán la salud del paciente”, indicó la profesional.

Por otra parte, Fabián de un drugstore que vende lentes desde $20, puso en duda que en las ópticas vendan los anteojos con el filtro que dicen. “Yo conozco a los distribuidores y muchos de los que me ofrecen a mí son proveedores de las ópticas. Es un negocio, a ellos no les preocupa la salud de la población”, comentó.

Según el comerciante, él mismo utiliza las gafas que vende y sabe que son de estilo cosmético y no sirven “para estar horas tirados tomando sol”.   

Comentarios