Alberto Fernández: “Espero que Alfredo Cornejo recupere la cordura”

El candidato a presidente por el Frente de Todos dio una conferencia de prensa en Mendozade junto a la candidata Anabel Fernández Sagasti.

El candidato a presidente por el Frente de Todos, Alberto Fernández, brindó una conferencia de prensa en el Hotel Intercontinental, de Guaymallén. Junto a la aspirante de su espacio a la Gobernación de Mendoza, Anabel Fernández Sagasti, dio una serie de definiciones sobre lo que puede ser su próximo gobierno.

En cuanto al ámbito local, sostuvo que Alfredo Cornejo está nervioso por el resultado de las elecciones y espera que “recupere la cordura”. Esta declaración fue en el contexto de los dichos del gobernador que manifestó que el peronismo mendocino no tiene agenda propia.

Otra de las definiciones fuertes que dio Fernández fue la ratificación de la pesificación de las tarifas si accede a la presidencia. Además, manifestó que  continuará pidiendo por la libertad del ex presidente brasileño Lula Da Silva.

En cuanto a las economías regionales,  Para Fernández, Macri les ha hecho daño. En caso de ser Gobierno, adelantó que esos sectores productivos “deben ser tratados de otro modo buscando la promoción de las provincias. Las retenciones deben ser analizadas nuevamente. La inflación va a rondar 55% este año”.

En cuanto a la distribución de los recursos entre las provincias, dijo: “Quiero una Argentina más integrada y la ley de coparticipación no satisface. Si hay que cambiar esta ley será entre todos”.

Por su parte, Anabel Fernández Sagasti ponderó los aspectos positivos del gobierno de Cornejo y subrayó los negativos, expresando también como serán sus políticas si se convierte en gobernadora. “Las cosas que considero buenas las voy a mantener y las voy a profundizar. Hay que producir trabajo en la provincia que es el gran déficit de la gestión Macri-Cornejo”, dijo.

En tanto que por la mañana, Alberto Fernández, aseguró que “la Argentina no tiene ninguna posibilidad de caer en default” si él es presidente de la Nación a partir del 10 de diciembre.

“La Argentina no tiene ninguna posibilidad de caer en default si yo soy Presidente. Un default es muy dañino para una sociedad. Nadie puede querer el default como salida. Es una situación que nos atrasa, nos pone muy atrás”, dijo Fernández en el seminario Democracia y Desarrollo organizado por el diario Clarín

Comentarios