Al menos 6 muertos por el paso del huracán Michael por Florida y Georgia

Además de las víctimas fatales, entre las que hay una niña de 11 años, este fenómeno climatológico dejó cuantiosos daños materiales. Ayer se transformó en tormenta tropical.

El feroz e histórico huracán Michael llegó a las Carolinas después de atravesar Florida y Georgia, demoler viviendas, sumergir barrios enteros y matar a al menos seis personas, incluida una niña de 11 años.

El huracán Michael, que se transformó en la madrugada de ayer en una tormenta tropical después de haber causado cuantiosos daños en el noroeste de Florida como un potente huracán, avanzó en las últimas horas rumbo noreste por el sureste de Estados Unidos con velocidad creciente y vientos de 50 millas por hora (85 km/h).

El Centro Nacional de Huracanes (NHC) alertó de la posibilidad de marejadas ciclónicas en zonas de Carolina del Norte con subida del mar hasta 4 pies (1,2 metros) y de condiciones de tormenta tropical en otras áreas de ese mismo estado.

Los vientos con fuerza de tormenta tropical se extienden hasta 160 millas (260 km) del centro de Michael y se han registrado algunas ráfagas superiores a las 50 millas por hora (85 km/h) en la isla Folly y Charleston, en Carolina del Sur.

Las lluvias que genera Michael pueden ocasionar acumulaciones de agua de hasta 9 pulgadas (22 centímetros) en determinadas zonas de Carolina del Norte y Virginia, y había riesgo de tornados en todo el área.

El gobernador de Florida, Rick Scott, solicitó el miércoles al presidente Donald Trump una declaración de desastre mayor con el fin de agilizar recursos y asistencia del Gobierno federal para los afectados por el huracán Michael en este estado.

Scott ya había solicitado a Trump una declaración de emergencia previa a la llegada de Michael para 14 condados floridanos y el presidente la emitió este martes.

En su nueva solicitud, contenida en una carta dirigida a Trump, Scott hace hincapié en que el desastre causado por Michael, que el miércoles tocó tierra en México City, noroeste de Florida, es “extraordinario” y de una “magnitud y gravedad” sin precedentes.

Comentarios