Afirman que pagar los servicios públicos consume el 25% del sueldo

El dato surge de un relevamiento realizado por CISME en base a cifras oficiales del INDEC, la Secretaría de Energía y entes reguladores.

Un informe elaborado por el Centro de Investigación Sindical de Mendoza (CISME) en base a datos estadísticos del INDEC, la Secretaría de Energía de la Nación y entes reguladores y distribuidoras de las ciudades más importantes del país, revela que en los últimos tres años la incidencia de las facturas de servicios públicos como el gas, electricidad y agua, pasó de pesar de un 2,75% en 2015 a casi un 25% en 2019.

El documento deja a la vista que tras la quita de subsidios, el precio de la electricidad aumentó 2575%, el gas natural de red 2042% mientras que el servicio de provisión de agua que se encareció un 872%.

A su vez la garrafa social de 10 kg, que es uno de los productos más sensibles para los sectores sociales más vulnerables, muestra de durante el mismo periodo analizado el valor de la garrafa pasó de $87,80 en 2015 a los actuales $295,37. Al analizar la estos aumentos en relación con los salarios se desprende que la incidencia paso de 1,57% a 2,36%.

La investigación denominada “El impacto del Modelo Económico de Cambiemos sobre Jubilados y Asalariados” toma como referencia al Salario Mínimo, Vital y Móvil y sus variaciones en el periodo descrito.

Por otro lado, el informe del CISME también aborda la incidencia sobre la jubilación mínima, que según afirma, entre junio de junio de 2015 y 2019 perdió 42 puntos en relación a la inflación acumulada en el mismo periodo.

En ese sentido pone el foco en la lista de los 50 medicamentos de la lista del PAMI que figuran como los más utilizados por personas mayores de 60 años que han tenido un aumento promedio del 300% por encima de la jubilación mínima. Sólo por citar algunos ejemplos hay medicamentos como el Eudon x 30 comprimidos que pasaron de costar en 2015 $89,53 a $527,96 (489% de aumento) u otros más comunes como el Ibuprofeno 600 x 20 comprimidos que pasó de $71,24 a $264,49 (un aumento 271%).

El informe concluye en que por estos aumentos desenfrenados Argentina pasó de ser el país con menor incidencia de las tarifas sobre los salarios a quedar en el segundo lugar de la región, sólo por detrás de Venezuela.

Comentarios