Afirman que los videojuegos en línea son peligrosos para la salud mental

Especialistas sostienen que “la adicción a los videojuegos es más difícil de tratar que la adicción al alcohol o a las drogas, porque internet está en todas partes”.

Según el médico japonés, Susumu Higuchi, de 269 pacientes que tratan su adicción a internet en el Centro de Medicina y Tratamiento de Adicciones de Kurihama (Japón), 241 son adictos a los videojuegos, y de ese total, 215 resultan ser hombres. Ante estos datos, Higuchi sostiene “que los videojuegos en línea son peligrosos para la salud mental” y que es muy difícil tratar a esos pacientes, sobre todo, porque internet es hoy algo omnipresente. En ese sentido considera que “la adicción a los videojuegos es más difícil de tratar que la adicción al alcohol o a las drogas, porque internet está en todas partes”.

En ese marco una encuesta realizada por el gobierno de Japón reveló que los casos de varones adictos a internet de 20 años o más casi se duplicaron entre 2013 y 2018. Al mismo tiempo se constató que 1.3 millones de mujeres adultas eran adictas a internet mientras que en 2013 esa cifra apenas alcanzaba el medio millón de casos.

Al respecto, la doctora Sophia Achab, directora del programa sobre comportamientos adictivos en el Hospital Universitario de Ginebra, afirmó que hay un aumento constante en el número de personas que padecen trastornos relacionados con los videojuegos y que en su mayoría son varones jóvenes.

Los especialistas en la problemática sostienen que uno de los síntomas comunes en los adictos a los videojuegos es la incapacidad para limitar el tiempo que pasan jugando y no poder parar a pesar de las consecuencias negativas que puede generar, entre ellas, el abandono de la escuela (casi tres cuartas partes de los pacientes están en edad escolar) o la pérdida del empleo.

Según cuenta la Dra. Achab, uno de los casos que más le ha impactado a es el de un joven de 22 años que había abandonado la escuela, se negaba a salir de su habitación donde jugaba 18 horas al día y que debido al sedentarismo, se le habían formado coágulos sanguíneos en las piernas.

En la última publicación de la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-11) la OMS estableció que se puede diagnosticar el trastorno por uso de videojuegos cuando, durante un periodo de al menos 12 meses, se muestra un comportamiento caracterizado por la pérdida del control sobre el tiempo que se pasa jugando.

Higuchi destaca que la clasificación CIE-11 contribuirá  a clarificar el diagnóstico y a ampliar el reconocimiento del trastorno a la vez que resaltó la importancia de que la OMS publique directrices sobre la actividad física para niños menores de 5 años y otras recomendaciones como que durante el primer año de vida los niños no estén expuestos a las pantallas, que entre el primero y segundo año lo estén muy poco tiempo, y que los niños de 2 a 4 años no pasen más de una hora al día frente a ellas.

Comentarios