La inflación acumulada durante enero y febrero en Venezuela asciende a 42,5% y la proyección anual llega hasta el 741%, según un informe de la Asamblea Nacional (Parlamento) de ese país difundido ayer.

Se trata del único indicador del costo de vida que se difunde en Venezuela, ya que el Banco Central no da a conocer estadísticas de este tipo desde 2014.

El presidente de la Comisión de Finanzas del Parlamento, el diputado opositor José Guerra, indicó durante una sesión de la Cámara que el llamado Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) se ubicó en 20,1% en febrero, superior al 16,7% que registró en enero.

La Asamblea Nacional está formada en su mayoría por representantes de la oposición.

Estos datos, según Guerra, sugieren que está ocurriendo una “destrucción de la capacidad adquisitiva de los sueldos, salarios, pensiones y jubilaciones de los venezolanos”, dice en una nota de prensa.