A 50 años del golpe, Rousseff llamó a recordar a los desaparecidos

La presidenta de Brasil llamó a sus compatriotas a recordar las violaciones a los derechos humanos producidas tras el golpe de Estado contra Joao Goulart, del que se cumplen 50 años.
En tanto, familiares del depuesto mandatario pidieron a EEUU abrir archivos de la CIA para confirmar si Goulart fue asesinado en Argentina como parte de la represión regional del Plan Cóndor. Según Dilma Rousseff, hace 50 años Brasil “dejó de ser un país de instituciones activas, independientes y democráticas” y se inició un período en el que “nuestra libertad y nuestros sueños fueron callados”, que sólo fue superado 21 años después, “gracias al esfuerzo de todos los líderes del pasado, de los que viven y de los que se murieron”. La presidenta, que enfrentó la dictadura como guerrillera y fue detenida y torturada, defendió las investigaciones de la Comisión de la Verdad instalada en 2012 sobre las torturas y asesinatos de opositores políticos por parte de los militares en el poder y destinada a ubicar los restos mortales de los desaparecidos políticos. El discurso de Rousseff fue uno de los muchos actos realizados ayer.

Comentarios