“1917” y “Parasite”, dos inesperadas favoritas al Oscar a mejor película

El filme bélico de Sam Mendes junto con el trabajo de Bong Joon Ho compiten con “Guasón”, “Jojo Rabbit”, “Erase una vez en Hollywood”, “El Irlandés” y “Contra lo Imposible”, entre otras.

El filme bélico “1917”, del británico Sam Mendes, se impone en esta temporada de premios al cine, aunque para la entrega de los Oscar del domingo la coreana “Parasite”, de Bong Joon Ho, y “Guasón”, de Todd Phillips, se ubican como firmes competidoras, además de cintas de emblemas de Hollywood como Martin Scorsese y el mimado Quentin Tarantino.

También están en competencia “Jojo Rabbit”, la comedia dramática dirigida y coprotagonizada por Taika Waititi; el drama “Historia de un matrimonio”, de Noah Baumbach producida por Netflix; “Mujercitas”, la adaptación del clásico literario a cargo de Greta Gerwig (única cinta dirigida por una mujer entre las nominadas) y “Contra lo imposible”, película de James Mangold sobre el culebrón entre Ford y Ferrari en los 60.

Con victorias en los Globo de Oro y los Bafta, la cinta de Mendes arrasó con las dudas que, a priori, la ubicaban detrás de “Guasón” y “Parasite”, que en sus estrenos mundiales ganaron el León de Oro en Venecia y la Palma de Oro en Cannes, respectivamente.

Con “Guasón”, Warner y DC demostraron que se puede ingresar al mundo de los comics con un cine de autor y sin la necesidad de efectos especiales, grandes escenarios y elencos interminables.

“Parasite” llega al Oscar con grandes antecedentes de su director con filmes como “Okja”, que produjo Netflix y que se hizo famosa también por la polémica suscitada en el Festival de Cannes para su premiere mundial a propósito de la negativa del gigante del streaming de distribuirla en salas de cines.

“El irlandés” fue el regreso de Scorsese a las historias de mafiosos en Estados Unidos con un elenco que incluyó a veteranos del género como Robert De Niro, Joe Pesci y Al Pacino.

En la misma línea de los directores oriundos del seno de la industria se encuentra Tarantino, quien llega a esta gala en el Teatro Dolby con su filme “Érase una vez en Hollywood”, una cinta en la que enfrenta al viejo cine con el actual.

 “Contra lo imposible”, filme de carreras de autos que bien podría ser una nueva versión de la famosa “Las 24 horas de Le Mans” interpretada por Steve McQueen en la década del 70, si no fuera porque aquí la historia relata un duelo entre Ford y Ferrari.

Comentarios